El citomegalovirus durante el embarazo

4 Likes Comment

Aunque es común, el citomegalovirus y sus posibles complicaciones en el embarazo no son bien conocidos por la población.

El citomegalovirus es un virus similar al herpes que pueden permanecer mucho tiempo inactivo en el cuerpo sin causar problemas serios. Sin embargo, cuando la contaminación se produce durante el embarazo, hay grandes posibilidades de traer serias complicaciones para el bebé.

Los síntomas del citomegalovirus

Los síntomas de la infección por CMV son fiebre e inflamación de las glándulas, pero muchas personas no tienen síntomas y el diagnóstico se realiza sólo a través de un análisis de sangre. Por lo tanto, los médicos suelen solicitar pruebas de rutina en el cuidado prenatal para las mujeres embarazadas para saber si ya han sido infectadas por el virus previamente. El virus es muy común, y más de la mitad de las mujeres ya tienen anticuerpos contra el CMV antes del embarazo, lo cual es genial.

El análisis de sangre de CMV indica si la mujer ya está inmune, es decir, si ha sido previamente infectada, cuando el IgG es positivo o reactivo.

El reactivo de IgM indica una infección aguda, lo cual es preocupante y significa que la mujer necesita orientación médica. Si la IgG e IgM son negativas, la mujer nunca ha tenido contacto con el virus y es necesario tener cuidado para evitar la infección durante el embarazo.

Citomegalovirus contagio

La transmisión de citomegalovirus se produce en diversas formas, desde un simple contacto con un vaso infectado o cubiertos, incluso un beso o sexo.

Por lo tanto, no existe un método simple para prevenir la infección, pero algunos cuidados básicos pueden ayudar, como lavarse las manos, no beber de la copa de los demás, el uso de condones y evitar el contacto con las secreciones de los niños pequeños (la infección es más frecuente entre los niños en los primeros dos años de vida).

Cuando la mujer se infecta durante el embarazo hay altas posibilidades de transmitir el virus al bebé. Las consecuencias de estos casos son diferentes y pueden ser más severas cuando ocurre en el primer trimestre del embarazo.

Riesgos  del nacimiento con citomegalovirus

Existe el riesgo de nacimientos prematuros y problemas de salud para el niño como sordera, deficiencia visual motora, o anormalidades mentales en el sistema nervioso, limitación en el crecimiento, problemas neurológicos e incluso la muerte.

En los casos del contagio durante el embarazo, las mujeres deben tratar la infección con medicamentos antivirales y el médico debe hacer un seguimiento más cuidadoso para evaluar el desarrollo, el crecimiento del bebé y la placenta con exámenes por ultrasonido frecuentes.

De todas formas, es muy difícil predecir si el bebé se infectó y presentan problemas de salud después del nacimiento debido al contacto con el virus durante el embarazo.

Cuando la mujer ya tiene el virus y el anticuerpo en la sangre antes del embarazo, hay una pequeña posibilidad de que el bebé nazca con una infección congénita por citomegalovirus, pero la mayoría de los bebés no presentan síntomas o complicaciones. En algunos casos raros, los niños pueden tener más tarde secuelas tales como, por ejemplo, la pérdida de audición en los primeros meses o años de vida.

You might like

About the Author: Daniela Benza

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *