Los cinco sentidos del bebe luego de nacer

6 Likes Comment

Aunque algunos de los sentidos no están completamente desarrollados, es posible desde el nacimiento estimularlos y utilizarlos para calmar al bebé y para la seguridad.

Luego del nacimiento, el bebé tiene los cinco sentidos básicos, que ya están desarrollados en el séptimo mes dentro del útero, y que pronto, comienza a refinarse. Al nacer, el bebe constantemente recibe y responde a los estímulos ambientales. Sin embargo, algunos de estos cinco sentidos necesitan tiempo para desarrollarse.

La visión en el Bebé

Visión – Acostumbrado al ambiente intrauterino oscuro el bebé presenta un reflejo de cerrar sus ojos con fuerza ante la luz brillante.

Cuando se encuentre en un ambiente más oscuro que la sala de partos, se darán cuenta de que examina todo con los ojos muy abiertos. Aunque el sistema visual esta inmaduro, un recién nacido ve bien a una distancia de 12 cm a 30 cm.

Es normal que al nacer, el bebé tenga los ojos rojos e hinchados a causa de las contracciones del parto. Después de unos días, su cara estará normal y comienza a centrarse en las cosas, incluso viendo sólo lo que está cerca de su nariz, a aproximadamente unos veinte centímetros.

La Audición en el Bebé

Audición – El bebé durante el último trimestre del embarazo, ya escucha la voz apagada de la madre, así como el sonido de los latidos del corazón, la respiración y la digestión.

Se puede ver que él escucha, selectivamente, las voces más fuertes en la medida en que empieza a tener un mayor control de los movimientos de la cabeza, es evidente que no sólo escucha, sino que también puede determinar el lugar exacto donde el sonido proviene.

Al presionar la cabeza del bebé contra el pecho de la madre, encontrará consuelo y sonidos familiares a menudo se quedan dormidos en esa posición.

Los sonidos altos y agudos suelen molestar a los bebés, y los sonidos bajos y rítmicos lo calman. Por otra parte, las cajas de música, juguetes que emiten sonidos agradables y música baja, estimulan la audición además de gustarle escuchar a su madre cantar y hablar con él.

El Olfato y el gusto en el Bebé

Olfato y Gusto – El olfato y el gusto son sentidos que acompaña a los bebés desde el nacimiento. Al nacer, ellos ya demuestran que distinguen los olores desagradables intentando alejarse de ellos. Además, el niño aprende rápidamente a reconocer olores familiares, especialmente de la madre.

Esto demuestra claramente la relación que se establece entre la madre y el niño, principalmente a causa de la lactancia materna. Ya a tan temprana edad pueden degustar, incluso los bebés que no tienen botones gustativos totalmente maduros, pueden diferenciar entre dulce y agrio prefieren la primero.

El Tacto en el Bebé

Tacto – El tacto es uno de los más importantes medios de comunicación con el bebé, con toques suaves y movimientos rítmicos, por qué, en el útero, se acostumbraron a ser sacudido por los movimientos de la madre y, después del nacimiento, el mismo balanceo los consuela.

Un recién nacido inquieto, normalmente cuando se lo coloca cerca del cuerpo y se lo mece lentamente se calma. Y recuerde que incluso las actividades de rutina, como darle de comer, bañarse, cambiarle de ropa y pañales, abrazarlo y caminar con él en los brazos le estimulan el sentido del tacto del bebé.

You might like

About the Author: Daniela Benza

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *