Vestidos de maternidad para una embarazada con clase

Vestirse durante el embarazo puede ser un desafío. De repente, tus prendas favoritas para el trabajo ya no son opciones, o tienes que comprar algo nuevo para vestirte para un evento especial.

Pero estilizar ese bulto creciente no tiene que tomar mucho tiempo, ni esfuerzo de dinero.

Estos estilos del vestido de maternidad son halagadores, divertidos y funcionales – y muchos se convierten al estilo de la lactancia para que pueda seguir usando esas piezas cuando lleguen las burbujas!

La primera extremidad a pensar alrededor con el apósito de maternidad es considerar en qué estación usted exhibirá su chichón. En verano, las piezas más cómodas, sueltas y floreadas, como los maxi vestidos y los tops combinados con los shorts.

Si está teniendo un embarazo de invierno o vive en un lugar frío, querrá una chaqueta o un abrigo que cubra toda su ropa. Durante todo el año te encantará lucir ese bulto en un gran par de vaqueros o polainas de maternidad.

Al seleccionar un tamaño la regla general del pulgar es intentar un vestido de maternidad en su tamaño del preembarazo, pues las medidas abastecerán para el topetón creciente. Pero seleccione algo que sea más cómodo para usted, lo que puede significar un aumento de tamaño si desea más espacio en los brazos o en el busto.

Nunca subestimes el poder de usar trajes que te hagan sentir bien durante tu embarazo ya que puede ser un momento difícil con tantos cambios en tu cuerpo.

Unas pocas grapas y un par de vestidos destacados te harán brillar para cualquier ocasión (baby shower, trabajo, ocasión especial y días de descanso) a medida que tu chichón se aleja.

Hemos recopilado algunas opciones para vestir ese bulto para minimizar el alboroto, de modo que puedas concentrarte en las preocupaciones más importantes para el pequeño bulto, como la decoración de la guardería… o tomar una siesta extra.

¿Esperas una nena?

Hay fabulosas opciones de vestimenta que combinan con tu tema. Pink es halagadora y muy linda para vestirse de gala y estar lista para celebrar a la nueva señorita en su camino. Para una celebración relajada en casa, llévala con un cárdigan recortado y cuñas bajas. Para vestir este traje, ve por unos tacones metálicos o unos tacones de ballet, un collar con trozos y un tocado floral.

¿Esperar a un nene?

Hay un montón de opciones para adaptarse a su tema de la ducha del bebé con una amplia gama de vestidos de maternidad azul y verde halagador para ayudarle a brillar. Un vestido en azul está hecho de poliéster confortable con un diseño fluido y una silueta suelta.

Sus mangas largas en capas con puños y diseño en capas lo hacen lo suficientemente elegante como para llevarlo a la ducha o a una cita para almorzar, pero también se puede vestir de forma relajada con algunos zapatos planos para un día en la oficina.

Ropa formal para embarazada

Una pregunta tan antigua como el tiempo mismo: cuando asista a un evento formal (como una boda o una fiesta), ¿debería ir a por el vestidito negro o un traje con un toque de color para destacar?, usar vestidos para embarazadas de noche, vestidos llamativos y cortos?

No importa hacia dónde decidas ir, vestirte de gala y sentirte bien de pie en estos últimos meses antes de la llegada de la cigüeña te mantendrá sonriendo.

El vestido de enfermera en negro es una gran opción, con su diseño fuera del hombro, volante profundo, cintura imperio elástica y corte lateral a lo largo de todo el vestido. Viste al negro con accesorios brillantes, un embrague o una chaqueta brillante y estarás listo para sorprenderte.

En este video les presentamos algunos vestidos para embarazadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *